Volvimos a caer. Luego de perder “futbolísticamente” frente a Wanderers, nos enfrentamos a una derrota aún más dura, en este caso INSTITUCIONAL.

de pena

Ésto no se gestó en un día, ni tampoco en las últimas semanas. Se dio concretamente en noviembre, días antes de que se cerrara “Memoria y Balance 2013-2014” el presidente del club le vendió el 50% de Carlos de Pena a un grupo empresario, más concretamente al GRUPO CASAL. Si los representantes se creen dueños de los jugadores, hay que imaginarse lo “todo poderosos” que se pueden llegar a creer siendo REALMENTE dueños de parte del futbolista.

Nosotros le dimos espacio, quizá en una búsqueda de maquillar un balance, para que no quede TAN evidenciado que no se había cumplido con la promesa eleccionaria de “bajar el presupuesto”.

¿Y qué pasó en estos días?, según el presidente del Club, De Pena le había pedido que si le salía una oferta del exterior, no la trancara. Ya parecían existir ganas muy latentes de partir, especialmente luego de la marcha de Gastón Pereiro.

¿Y qué hizo De Pena al respecto?. Luego de que le reflotaran una chance que se había caído, se fue al aeropuerto, mientras el Grupo Casal se comunicaba con Nacional para pedirle el OK, de que partiera a Inglaterra. Lógicamente, Eduardo Ache dijo que no, dado que no era la forma de manejarse, que lo llamaran cuando estaba por subirse a un avión para que diera un SI, sin realmente poder ver si los nuevos términos eran favorables a Nacional. En esa ocasión, De Pena se fue del aeropuerto, pero más tarde y esta vez sin mediar pedido al Club, se tomó el avión a Inglarerra.

¿Cómmo finalizó todo?, Nacional arrinconado, dio el visto bueno a la operación.

No se puede obviar, que si sabés la forma de actuar del Grupo Casal, y le das poder, estás siendo cómplice de lo que puedan hacer ellos en un futuro. Pero el comportamiento de Carlos De Pena es TOTALMENTE INACEPTABLE. A todos nos gusta un jugador, al que defendemos a muerte, y le perdonamos muchas cosas. Reconocemos las cualidades humanas de Carlos, pero en este caso, ha mostrado ser desagradecido con club que invirtió mucho capital humano, y también monetario.

Suelen existir camadas de juveniles de los cuales ninguno llega a ser vendido, por ende muchísimas veces Nacional pierde dinero de la inversión que hace en formativas. Se revierte cuando salen jugadores como Pereiro, Lodeiro, Coates, y también De Pena. Pero hemos tenido a LUIS SUÁREZ y sólo ingresamos 900.000 dólares. Por lo que para tener un retorno de la inversión, no solo necesitamos grandes jugadores, sino negociarlos en el MOMENTO INDICADO PARA EL CLUB, económico y deportivo. Luego queremos ganar competencias internacionales, y se nos van jugadores con el plantel cerrado, y a horas del cierre del mercado.

Tras esta maniobra del canterano tricolor y sus representantes, el que resulta dañado y mal parado es NUESTRO CLUB. Quedamos a merced de saber que si volvía De Pena, podría ser un jugador destruído por que se le cayó el pase a Europa, y posiblemente ENOJADO porque Nacional no dio el OK. O sino lo que terminó pasando, vendido a lo que nos ofrecieron, dejando en evidencia que el movimiento de De Pena, dejó en una PÉSIMA posición para negociar lo que EL CLUB CREE QUE VALE EL JUGADOR.

 

Uno puede ser una gran persona y cometer errores. No puedo decir que De Pena sea una mala persona, tampoco creo que sea así. Pero en este caso, es CLARO el trato INGRATO que recibió el Club.

 

No nos podemos olvidar de lo bueno, y tampoco por lo bueno pensar que está todo bien lo que haga.

 

¿Qué sería de Nacional si los jugadores se empezaran a ir cuando ellos quieran al precio que nos marquen los representantes?.

Jugadores, técnicos, e hinchas nos equivocamos. Pero tenemos que tener claro que NADIE está por encima del Club, en este desborde, te fuiste con pelota y todo afuera Carlos.

 

 

Federico López

laabdon.com.uy

 

 

Deja tu opinión

Opiniones

Powered by Facebook Comments