Desde chicos la gran mayoría soñamos con jugar en Nacional, ser campeón uruguayo, titulares indiscutidos, marcar como nadie… hacer goles importantes… y más. A través de mucho laburo uno de nosotros llegó. El Colo Romero llegó a Nacional con 18 años, luego de haber dejado el fútbol para dedicarse a trabajar en principio como cadete. En ese momento entró en la cuarta división de Luis González. En 2010 Acevedo lo subió (e hizo debutar) a primera, con Carrasco no jugó, y con el “muñeco” Gallardo jugó partidos de Libertadores. A pesar de que prometía mucho, Nacional lo cedió a Deportes Iquique (Chile) para que obtuviera regularidad y progresara como futbolista. Allí jugo casi 50 partidos anotando 10 goles. La gran maniobra pudo tener un final caótico, dado que el elenco trasandino tenía una cláusula para adquirirlo por la absurda cifra de 1.200.000 dólares. 

506851

Foto: futbol.com.uy

El Colo volvió a Nacional, y se destacó jugando tanto como lateral derecho, y centrocampista, dada su gran capacidad de marca, ubicación, potencia, y técnica para jugar la pelota. Un volante completo, que además tiene gol (seguro que los de otro cuadro lo recuerdan).

Tenemos que ser conscientes que tenemos a una verdadera JOYA dentro del club, un hombre que deja la vida por sus compañeros, y los colores del club que ama. Generalmente este tipo de jugadores es reconocido tras muchos años de regularidad, pero el que tiene que reconocerlo ahora es el Club.

Nacional debe ofrecerle una renovación de contrato, ¡no podemos esperar a que se lo quieran llevar!. Le hemos pagado(y ofrecido) miles de dólares innumerable cantidad de extranjeros, pero NOS CUESTA reconocer a los de acá. Es un jugador para que se quede toda la vida en el Club, y de estos jugadores hay MUY POCOS, dado que al obtener buenos rendimientos se deslumbran con la posibilidad del pase al exterior.

Si queremos ser un Club ORDENADO, y prolijo, ¿qué esperamos para ofrecerle el contrato que se merece?. Renovarle por 5 años más, y pagarle lo que exija (siempre dentro de la lógica). Si a esos extranjeros que algunos arrastraban inactividad le hemos llegado a ofrecer más de 40.000 dólares, ¿por qué no le podemos ofrecer 60.000 (o más) al Colo?, ¿por qué no podemos apostar a futuro?.

Además del reconocimiento que merece vamos a estar mucho mejor parados para cuando lleguen ofertas por él, dado que hacemos referencia de un jugador muy comprometido con la causa, que va a ver que como contrapartida el Club está dispuesto a valorar lo que hace. ¿Cuántas veces hemos esperado para reconocerle (en forma de honorarios) a que lleguen ofertas por los jugadores?, eso no es reconocimiento, sino necesidad.

Si Nacional no apuesta a retener esta clase de jugadores, luego se hace difícil exigir a nivel internacional.

¡Colo, no te vayas nunca!.

 

Federico López

 

Podes seguirme en @cacique9 y opinar de esta columna.

 

laabdon.com.uy

 

 

Deja tu opinión

Opiniones

Powered by Facebook Comments