Mucho se ha hablado últimamente del juego de Nacional en esta segunda parte del año dirigido por Martin Lasarte.

Luego de haberse quedado con el torneo Especial, donde se obtuvo un nuevo campeonato uruguayo, el hecho de no haber conseguido este último Apertura hizo que las criticas aumentaran, sobre todo por el mal desempeño en el partido decisivo con Defensor.

Seguramente si el bolso hubiera terminado con vuelta olímpica las críticas no serían tales, porque mal que les pese a algunos, el público futbolero se basa muchísimo en el éxito por sobre el procedimiento.

Por otro lado, el proceso Tabarez siempre es un ejemplo a tomar en cuenta a la hora de evaluar, sobre todo cuando caemos en el eterno dilema ¿Jugar bien o ganar? Y sobre todo ¿Que es jugar bien?

Para mí, jugar bien es tener una manera definida y estar convencido de la misma. Que los jugadores la entiendan y se comprometan a llevarla “a rajatabla” más allá de que en el camino se pueda  o no llegar a los resultados a corto plazo.

Esta tal vez sea la forma más justa de analizar o ponerle un título a la manera de jugar de nuestra selección, que nos ha llevado a ser una de las mejores selecciones en Sudamérica, obtener una nueva copa América en 2011, volver al plano mundial y ser protagonista y un rival a temer en los mundiales, al punto de eliminar a Italia y a Inglaterra (nada más y nada menos) en la última copa Mundial en Brasil.

Por un lado están los que dicen que con esta generación de jugadores se podría jugar diferente, y por otro estamos los que decimos que esta generación también es un fruto de este procedimiento del maestro.

¿Acaso el Nacional de Munúa no tenía puntos de contacto con este Uruguay? El sacrificio de los delanteros llevados a volantes, el compromiso con la causa y con la manera de jugar, tal vez con un poquito más de futbol a la hora de salir jugando pero con muchas cosas en común. La figura de Suarez o el “Diente” López y lo que pasaba cuando estos no estuvieron (Uruguay quedó afuera de los dos mundiales dirigido por Tabarez cuando “Lucho” no estuvo, y también perdió con Costa Rica en este primer partido cuando el salteño aún estaba en recuperación) . El Nacional de Munua perdió todo en una semana en la que no pudo contar con Nico lesionado y tampoco con Kevin (Peñarol y Boca) ambos jugadores figuras importantes en el estilo definido por el DT.

Hablo del Nacional de Munua porque es otro de los puntos de comparación a la hora de ponerlo al lado de este Nacional de Martin Lasarte.

¿Cómo jugaba ese equipo del “Negro”? ¿Jugaba bien o jugaba vistoso? ¿Cómo juega la selección de Tabarez? ¿No hay acaso ejemplos de quipos que son un embole mirarlos pero que son efectivos? ¿Cómo juega acaso el Atlético del “Cholo” Simeone?

¿Por qué el Barcelona no está en la definición de esta nueva Liga de Campeones? ¿No es acaso el Barca el equipo que mejor juega en el mundo y con el que nos rasgados las vestiduras desde  hace varios años?

Algunos me dirán que los resultados son circunstancias y que cuanto mejor juegues o cuantos más partidos bien jugados tengas más chances de ganar tenes, y eso es una realidad, siempre y cuando tengamos definido que es jugar bien.


Yo me sigo quedando con la teoría de que “jugar bien es una cosa y jugar lindo es otra”. Obviamente que se pueden conseguir las dos y ahí te transformas en el Barcelona, pero eso tampoco te asegura ganar.

El Nacional de Munua no le ganó ni  a Corinthians ni a Rosario Central en ninguno de los dos partidos, tampoco pudo superar a un “no tan Boca” y más allá de eso hizo una de las mejores copas de los últimos años (tampoco le pudo ganar al River uruguayo en el GPC)

Este Nacional de Lasarte ya le ganó a Lanús de visita y con alta eficacia al Chapecoense en el Parque (con goleada incluida). No perdió en su tres partidos de visita y afuera recibió un solo gol y de penal. Acá perdió con Zulia en el partido “no perdible” que perdemos cada año y está casi clasificado a octavos en la Libertadores y con grandes chances de hacerlo primero en su grupo.

En un par de semanas comienza un nuevo torneo local y con él empieza a correr una nueva tabla anual, que de ganarla te aseguras una gran chance de ser nuevamente campeón uruguayo. Si en la primera fecha del torneo Intermedio Nacional gana y Defensor no, podríamos quedar primeros en las tres tablas (Intermedio, Anual y Copa Libertadores).

Algunos prefieren jugar lindo, yo quiero salir campeón. ¿Quién tiene la razón? Tal vez todos, pero la última palabra la tienen  los resultados, si jugas lindo y no ganas nada te echan como echamos a Munua, si jugas feo y salís primero salís en todas las fotos.

 

 

 

 

Andrés Terranova

laabdon.com.uy

Deja tu opinión

Opiniones

Powered by Facebook Comments